El cerebro de la bestia

Cosechan rábanos en la Estación Espacial

Astronauta Kate Rubins - NASA

Foto – NASA: Kate Rubins – Estación Espacial Internacional

El 30 de noviembre de 2020, la astronauta de la NASA Kate Rubins cosechó 20 plantas de rábanos (rabanitos) cultivados a bordo de la Estación Espacial Internacional, como parte del experimento Plant Habitat-02. Es la primera vez que la NASA ha cultivado rábanos en órbita. Kate los recolectó y los colocó a cada uno en papel de aluminio almacenándolos en frío para el viaje de regreso a La Tierra en 2021.

¿Por qué rábanos?

Los rábanos son similares genéticamente a la Arabidopsis, que es un género de plantas herbáceas de la familia de las brasicáceas, base y patrón de estudios por su rápido crecimiento, floración, permitiendo ser muy apta para estos fines. Los rábanos son de rápido crecimiento y cosecha; La vieja frase de nuestros abuelos ” Me importa un rábano” hace referencia a estas características, que repercutía también en el bajo costo. Los rábanos, en condiciones adecuadas, pueden ser cosechados en 1 mes requiriendo mínimos cuidados. 

Microgravedad

Experimentar con diferentes especies de cultivos es fundamental para marcar el comportamiento de cada planta ante la microgravedad, además de su composición nutricional, teniendo en cuenta viajes de larga duración que nos aguardan. El trigo enano fue otro cultivo con el cual se experimentó anteriormente. 

Diferentes métodos

A diferencia de los experimentos anteriores, que utilizaron arcilla porosa precargada con fertilizante de liberación lenta, esta última prueba se basó en cantidades definidas con precisión de minerales proporcionados, permitiendo una mejor comparación de los nutrientes proporcionados y absorbidos por las plantas.

Se utilizaron luces LED; rojas, azules, verdes y blancas de amplio espectro para generar variedad de luz y estimular el crecimiento de las plantas. 

180 sensores son los que permiten monitorear el desarrollo de las plantas, así como regular los niveles de humedad, temperatura y concentración de dióxido de carbono (CO2), así como sofisticados sistemas de control que van suministrando el agua requerida. 

Para aumentar el tamaño de la muestra, se repetirá el experimento plantando otra tanda de semillas de rábanos.

Para finales de la década la NASA proyecta exploraciones sustentables en la luna y alrededores. Los astronautas necesitarán cultivar sus propios alimentos para apoyar misiones de larga duración, como por ejemplo a Marte.

Les dejo el vídeo publicado por la NASA que nos muestra el proceso de crecimiento de los rábanos. 

Si llegase a ser mi último post del 2020, solo desearles, Larga vida y prosperidad.  El cerebro de la bestia. 

Plant Habitat 1 . Mecanismos funcionamiento – NASA PDF

Comentar aquí