El cerebro de la bestia

La carta que Carl Sagan envió al Ministro de Educación y Cultura del Uruguay

En esta nueva conmemoración del nacimiento de Carl Sagan (9 de noviembre de 1934), recordamos la carta que envió en su momento al Ministro de Educación y Cultura, Dr. Antonio Mercader, ante la posible eliminación de la asignatura Astronomía del currículo de Enseñanza Secundaria.

10 de Septiembre 1993

Dr. Antonio Mercader
Sr. Ministro de Educación y Cultura
Reconquista 535
11000 Montevideo
Uruguay

Estimado Dr. Mercader:

Recientemente me he enterado de que el gobierno uruguayo está considerando suprimir la enseñanza de Astronomía en los liceos del país. Si esto sucediera, me gustaría pedirle que reconsiderara el caso. La Astronomía fue la ruta a través de la cual nuestra civilización global actual desarrolló primero la física newtoniana, y es a través de la física newtoniana que esencialmente toda la tecnología del mundo moderno surgió. La Astronomía subsiste como la manera suprema (creo, de lejos, la mejor) de introducir a los jóvenes en la ciencia – no simplemente los resultados de la ciencia, sino también, y más importante, los métodos de la ciencia. Mientras la ciencia puede ser usada tanto para el bien como para el mal, es muy claro que el futuro pertenecerá a aquellas naciones con una sólida base científica – no sólo entre los trabajadores técnicos, pero también en el público en general. Además, la Astronomía provee algunas respuestas tangibles a las preguntas más profundas sobre los orígenes y destinos de la vida, mundos, el Sol, las estrellas y el propio universo. Cada cultura humana ha destinado cierto esfuerzo a tratar de responder tales preguntas. Es nuestra enorme fortuna vivir en el momento que, por primera vez en la historia, algunas de las respuestas están a mano y listas para ser comunicadas a no-especialistas. Por todas estas razones, yo creo que el poder continuar con la orgullosa tradición uruguaya de enseñar astronomía  en colegios secundarios beneficiará no solamente a su nación sino también, más generalmente, a la especie humana.

Con muchos buenos deseos,
Cordialmente,
Carl Sagan

Fuente de la carta ANEP 

Comentar aquí