ECNT

Mayor consumo de frutas, verduras y granos integrales relacionado con un menor riesgo de diabetes tipo 2 | BMJ

8 de Julio 2020 – BMJ

Un mayor consumo de frutas, verduras y alimentos integrales se asocia con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según dos estudios publicados hoy por The BMJ.

Los hallazgos sugieren que incluso un aumento modesto en el consumo de estos alimentos como parte de una dieta saludable podría ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

En el primer estudio, un equipo de investigadores europeos examinó la asociación entre los niveles sanguíneos de vitamina C y los carotenoides (pigmentos que se encuentran en frutas y verduras coloridas) con riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los niveles de vitamina C y carotenoides son indicadores más confiables de la ingesta de frutas y verduras que el uso de cuestionarios dietéticos.

Sus hallazgos se basan en 9,754 adultos que desarrollaron diabetes tipo 2 de nueva aparición y un grupo de comparación de 13,662 adultos que permanecieron libres de diabetes durante el seguimiento de entre 340,234 participantes que participaron en la Investigación prospectiva europea sobre cáncer y nutrición (EPIC ) -Estudio InterAct en ocho países europeos.

Después de ajustar el estilo de vida, los factores de riesgo sociales y dietéticos de diabetes, los niveles sanguíneos más altos de cada uno de vitamina C y carotenoides y su suma cuando se combinan en una «puntuación de biomarcadores compuestos» se asociaron con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

En comparación con las personas que tenían la puntuación más baja de biomarcadores compuestos, el riesgo en las personas cuya puntuación de biomarcadores estaba en el 20% superior de la población era 50% más bajo. El riesgo en aquellos con puntajes de biomarcadores entre estos dos extremos fue intermedio.

Los investigadores calculan que cada aumento de 66 gramos por día en la ingesta total de frutas y verduras se asoció con un riesgo 25% menor de desarrollar diabetes tipo 2.

En el segundo estudio, investigadores en los Estados Unidos examinaron las asociaciones entre la ingesta total e individual de alimentos integrales y la diabetes tipo 2.

Sus hallazgos se basan en 158,259 mujeres y 36,525 hombres que estaban libres de diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer y participaban en el Estudio de salud de las enfermeras, el Estudio de salud de las enfermeras II y el Estudio de seguimiento de profesionales de la salud.

Después de ajustar el estilo de vida y los factores de riesgo dietético para la diabetes, los participantes en la categoría más alta para el consumo total de granos integrales tuvieron una tasa 29% más baja de diabetes tipo 2 en comparación con los de la categoría más baja.

Para los alimentos integrales individuales, los investigadores encontraron que consumir una o más porciones al día de cereales integrales para el desayuno frío o pan oscuro se asociaba con un menor riesgo de diabetes tipo 2 (19% y 21% respectivamente) en comparación con consumir menos de uno sirviendo un mes.

Para otros granos integrales individuales con niveles de ingesta promedio más bajos, el consumo de dos o más porciones a la semana en comparación con menos de una porción al mes se asoció con un riesgo 21% menor de avena, un riesgo 15% menor de salvado agregado y 12 % menor riesgo de arroz integral y germen de trigo.

Estas reducciones en el riesgo parecieron estabilizarse en alrededor de dos porciones al día para la ingesta total de granos integrales, y en alrededor de media porción al día para cereales integrales para el desayuno frío y pan negro.

Ambos estudios son observacionales, por lo que no se puede establecer la causa, y existe la posibilidad de que algunos de los resultados se puedan deber a factores no confusos (confusos). Sin embargo, ambos estudios tomaron en cuenta varios factores de riesgo de estilo de vida bien conocidos y marcadores de calidad dietética, y los hallazgos respaldan otras investigaciones que vinculan una dieta saludable con una mejor salud.

Como tal, ambos equipos de investigación dicen que sus hallazgos brindan más apoyo para las recomendaciones actuales para aumentar el consumo de frutas, verduras y granos integrales como parte de una dieta saludable para prevenir la diabetes tipo 2.

Y para las frutas y verduras, los hallazgos también sugieren que el consumo de una cantidad incluso moderada en las poblaciones que generalmente consumen niveles bajos podría ayudar a prevenir la diabetes tipo 2.

BMJ

  1. Ju-Sheng Zheng, Stephen J Sharp, Fumiaki Imamura, Rajiv Chowdhury, Thomas E Gundersen, Marinka Steur, Ivonne Sluijs, Yvonne T van der Schouw, Antonio Agudo, Dagfinn Aune, Aurelio Barricarte, Heiner Boeing, María-Dolores Chirlaque, Miren Dorronsoro, Heinz Freisling, Douae El-Fatouhi, Paul W Franks, Guy Fagherazzi, Sara Grioni, Marc J Gunter, Cecilie Kyrø, Verena Katzke, Tilman Kühn, Kay-Tee Khaw, Nasser Laouali, Giovanna Masala, Peter M Nilsson, Kim Overvad, Salvatore Panico, Keren Papier, J Ramón Quirós, Olov Rolandsson, Daniel Redondo-Sánchez, Fulvio Ricceri, Matthias B Schulze, Annemieke M W Spijkerman, Anne Tjønneland, Tammy Y N Tong, Rosario Tumino, Elisabete Weiderpass, John Danesh, Adam S Butterworth, Elio Riboli, Nita G Forouhi, Nicholas J Wareham. Association of plasma biomarkers of fruit and vegetable intake with incident type 2 diabetes: EPIC-InterAct case-cohort study in eight European countriesBMJ, 2020; m2194 DOI: 10.1136/bmj.m2194

Comentar aquí