Filosofía de la Ciencia

Algunas aclaraciones en torno a la propuesta epistemológica de Karl Popper | Nullius in verba

Material cedido por Nullius in verba Editorial

Por Sergio Barrera:

Se suele confundir al principio de falsabilidad con el falsacionismo y viceversa, aunque tienen importantes distinciones a considerar.

Una cosa es un método para la validación de hipótesis y otra uno para demarcar ciencia de no-ciencia. Dicho en pocas palabras, el falsacionismo es un método para la validación de hipótesis que Popper planteó como alternativa al método hipotético deductivo y al inductivismo. Éste implica que las hipótesis científicas no  pueden ser verdaderas o verificadas de modo concluyente, sólo pueden ser probables (confírmables) o falsas, pero nunca verdaderas en sentido estricto; si los datos obtenidos resultan adecuados a favor de la hipótesis, esto quiere decir que ésta fue contrastada-corroborada exitosamente; pasó la prueba y puede resultar útil como un avance de conocimiento respecto al problema planteado por el investigador, por el contrario, si resulta que los datos no se adecuan a favor de la H1, ergo, es falsada y podría ser reemplazada, o sea que ante sucesivas falsaciones puede ser refutada o no. Vale decir que este criterio es aplicable una vez se cuenta con información y datos posteriores a procedimientos experimentales, y no antes; es decir, no puedo aplicarlo a hipótesis recién planteadas porque no tendría sentido alguno (más adelante se explica el porqué).

P. ej. La H1 principal de mi tesis fue: La exposición de los estudiantes a los ejercicios de entrenamiento y estimulación de X videojuego Puzzle aumenta el desempeño de su atención selectiva en una prueba psicométrica Y (esto de “desempeño atencional” y demás conceptos lo tengo operacionalizado en el trabajo por si a alguien le interesa). Ahora bien, entre todos los coeficientes estadísticos utilizados, el de mayor relevancia “el Wilcoxon para muestras diferenciales” arrojó un P- valor de 0.02, en fin, extraer lo que se concluyó fue mucho más complejo, pero para efectos prácticos de este texto basta con decir -desde la idea del falsacionismo- que los datos obtenidos sirvieron para contrastar o confirmar mi hipótesis, es decir, el videojuego X sí mejoró significativamente el desempeño atencional en la prueba Y para esa población, según los datos, pero esto no puede ser concluyente en términos investigativos; mi hipótesis no fue verificada. En otras palabras, de ello, Popper diría que yo no puedo concluir que mi hipótesis sea verdadera, pero tampoco fue falsada o refutada (porque eso implica que se haya aceptado la hipótesis nula o Ho), lo que puedo decir es que contrasté adecuadamente con datos empíricos la H1 para confirmarla, esta H1 permanece, como no fue falsada no se retira hasta obtener nuevos datos que puedan falsarla, mantenerla o modificarla; en este orden de ideas, otros investigadores podrían hacer estudios con diseños similares basados en éste y seguir avanzando, porque a futuro podrían hallar que el juego X no es lo único que produce un aumento en el desempeño atencional, sino que hay otra variable en el ambiente de aplicación de pruebas que interviene sobre el mejor resultado en la post-prueba Y, entre otras cosas.

Afirma Imre Lakatos acerca del sistema de Popper (1973):

(…) Se necesitaba un nuevo criterio de demarcación y Popper propuso uno bastante sorprendente. [Una teoría puede ser científica incluso si no hay un fragmento de evidencia a su favor, y puede ser pseudocientífica incluso si toda la evidencia disponible está a su favor. Es decir, el carácter científico o no científico de una teoría puede determinarse independientemente de los hechos.] Una teoría es “científica” si uno está preparado para especificar de antemano un experimento crucial (u observación) que pueda exponerla a falsación, y es pseudocientífico de lo contrario. Karl Popper, (citado en Lakatos, 1973).

Desde esta perspectiva, si de una teoría derivan una serie de consecuencias y, a su vez, somos capaces de formular enunciados contradictorios con dichas consecuencias, tenemos entonces una serie de falsadores potenciales de la hipótesis. Popper propone que el progreso de la ciencia no se trata de una acumulación de observaciones, sino del repetido y sistemático derrocamiento de hipótesis y su reemplazo por otras mejores o más satisfactorias, por decirlo de alguna manera. Tal derrocamiento no se produce precipitadamente, sino gracias a los esfuerzos de los científicos por diseñar experimentos y observaciones más detalladas con el fin de testar (corroborar) las teorías, especialmente las teorías nuevas (Popper, 1980).

El problema con el método hipotético deductivo

Para Popper, el inconveniente del método hipotético deductivo es que a diferencia del falsacionismo éste sí permitiría concluir que una hipótesis es verdadera; lo que propone es que a partir de una hipótesis se realicen deducciones y se les pongan a prueba, si las mismas pasan la prueba en un proceso de contrastación empírica se les puede dar la categoría de enunciados verificados.

El problema del inductivismo

Está relacionado con el llamado “problema de Hume” que básicamente implica la imposibilidad de llegar a una verdad partiendo de enunciados particulares en una conclusión. Afecta a la ciencia porque la ciencia tiene leyes y éstas (para cada caso en que se cumplen según propuestas neo mecanicistas) son inductivas, en el sentido en que se llega a enunciados generales a partir del tratamiento correcto de enunciados singulares. Dicho lo anterior, lo que Popper recalca del problema es cuestionar qué validez tendrían las leyes generales en la ciencia si es que la lógica no habilita a decir que ese procedimiento del razonamiento pueda conducir a la verdad. Este problema lo pone Popper en contraposición al supuesto planteado por los positivistas lógicos quienes grosso modo, basados en Kant, argumentan que la ciencia se vale de la lógica inductiva. Este supuesto implica que en la ciencia debe haber un principio de inducción, es decir, partir de un enunciado que de algún modo conduzca a que la verdad de la conclusión extraída de una inducción sea lógicamente aceptable.

Popper responde que la lógica inductiva no tiene validez y critica específicamente que el enunciado basado en un principio de inducción puede ser o bien un juicio analítico (o sea una tautología) o puede ser un juicio sintético. Entonces, de ser analítico sería lo mismo que un juicio extraído de una lógica deductiva y eso acabaría con el problema de la inducción que popper defiende existe, pues aseguraríamos que de la conclusión en una “inducción” podemos decir que es verdadera o necesariamente verdadera (como sucede en los juicios analíticos), pero como justamente está ahí ese problema de la inducción, éste principio inductivo no puede ser algo analítico (en términos kantianos), sino que debe ser sintético (porque agregan conocimiento nuevo) y si es así, su contrario es lógicamente posible, por lo tanto no se justificaría en nada la inducción y se cae en el mismo problema; en otras palabras, Popper dice que no existe tal cosa como un principio de inducción que pueda mantener mediante su lógica la verdad de una conclusión inductiva. Si este principio se sostuviera legítimo, la ciencia no podría decir que las leyes son verdaderas, lo único que se puede decir que es verdadero es la posibilidad de las falsaciones, porque éste sí tiene un método o trasfondo lógico válido, que es el modus tollens1, pero no se puede decir lo mismo de la lógica de la verificación.

Ahora, una de las soluciones que se plantean se tiene su origen en el pensamiento Kantiano, porque Kant menciona en La crítica de la razón pura, que la matemática y la ciencia en general, además de componerse de juicios sintéticos a posteirori y analiticos, contiene sintéticos a priori, ergo, juicios cuyo predicado no está implícito en el sujeto; enunciados sintéticos que añaden conocimiento nuevo pero que son a priori, es decir, pueden brindar ese conocimiento sin ser a posteriori o en otras palabras, no necesitar de la experiencia previa y es una cuestión de hecho (como los llamada Hume). Algunos pueden ver en esto un principio de inducción, como insinuar que se puede acceder a un conocimiento pero solamente a través de la razón, pero no necesariamente es lo que Kant quiso dar a entender, porque cabe la pregunta ¿Es cierto que en la ciencia hay realmente juicios sintéticos a priori? P. ej. “todo evento tiene una causa” ese es un juicio sintético a priori, porque se supone que se descubre a través de la razón, pero la pregunta es si los descubrimos mediante la razón por sí sola ¿o aplicando un principio de inducción?, es decir, evaluando en la realidad casos particulares donde permanece una regularidad y características en común, que luego se enuncia como principio general.

La asimetría

Popper no concuerda con la idea de que verificar y falsar sean simétricos, que tengan la misma validez o que pongan a los enunciados en la misma categoría. Para nuestro autor, la verificación y la falsación se distinguen significativamente luego de la contrastación de una hipótesis, por ello se hace la aclaración de que el falsacionismo está en la contrastación (transcurrido todo un procedimiento experimental y teniendo datos) y no antes con meras hipótesis formuladas. Esto significa que dadas las condiciones necesarias, cuando H1 pasa la contrastación, esa H1 confirmada no pude ser verificada, porque la estructura o estatus lógico de la verificación (que resulta de aplicar el método hipotético deductivo) implica a su vez que el enunciado con categoría de “verificado” sea verdadero, y como ya se mencionó, Popper rechaza esa posibilidad a través de esta vía, pues para él sólo es probable. Siendo más claro, de lo que sí puedo estar seguro es de que, si H1 es refutada, ésta es falsa, y eso, en el falsacionismo no tiene discusión.

Ahora bien, esto no significa que Popper haya sido como Hacking, quien renuncia a un compromiso con la tesis y la idea de “verdad” como propiedad de los enunciados científicos, sino que, en últimas, para Popper a la verdad no se llega a través de la verificación sino por medio de la refutación. P. ej. Si en una investigación tengo 10 vías de hipótesis a elegir, lo que puedo hacer es eliminar sistemáticamente aquellas que no son útiles o no representan un conocimiento adecuado según el problema dado en la investigación. En ese sentido, al ir desechando esos caminos inútiles (aplicando el falsacionismo una por una) se mantiene sólo el o los más probables.

Para Karl Popper (citado en Jaramillo y Aguirre, 2004) el desarrollo de la ciencia es algo innegable, de hecho, es indispensable para el carácter racional y empírico del conocimiento científico, de esta forma, si la ciencia deja de desarrollarse, pierde este carácter. Popper (1980) expone que “el problema central de la epistemología ha sido siempre, y sigue siendo, el problema del conocimiento”. Y el mejor modo de estudiar el aumento progresivo del conocimiento es para él, estudiar el del conocimiento científico mismo. Para Popper el conocimiento científico nace de los problemas y no de la verificabilidad de hechos empíricos; cualquier pretensión de usarla como principio de sentido, conduciría la ciencia a su aniquilamiento. El principio de falsabilidad es un criterio de demarcación, pero no de sentido.

Popper, entonces, la ciencia se construye de un conocimiento hipotético y conjetural.

El principio de falsabilidad

El principio de falsabilidad por otro lado, fue planteado por Popper como un criterio de demarcación alterno al principio de verificación propio del positivismo lógico, el objeto específico del PDF (principio de falsabilidad), pretende ser el de filtrar los enunciados científicos de aquellos que no lo son. Un enunciado es científico si y sólo si permite que otros enunciados lo refuten dadas sus propiedades y las entidades a las que éste refiera (de esto también derivan los compromisos realistas ingenuos de Popper, pero ese es otro tema). Si un enunciado contiene mención a entes no demostrados ni demostrables, el mismo no es científico. P. ej. “Todo niño cuando atraviesa su complejo de Edipo, tiene un objeto A bastante fuerte” (me produjo náuseas diseñar el ejemplo). La unidad de análisis epistmeológico acá, son las declaraciones-hipótesis2

Finalmente, se espera con esto que se pueda contribuir a que haya mayor claridad respecto a la propuesta de Karl Popper, pues no es un secreto el hecho de que ha sido criticado a partir de malas lecturas o interpretaciones convenientes de su obra. Y claro que hay un sector de estas críticas que sí se adecúan a lo que planteó, pero claramente, sus autores han entendido cabalmente al autor antes de llevar a cabo tal labor. En mi opinión, un genio.

Toda teoría debe someterse a testeo; con todas las “armas” de nuestro arsenal lógico, matemático y técnico (tecnológico) disponible, tratando de socavar las hipótesis falsas por medio de la demostración; la teoría que resista la mayor cantidad de test cruciales, puede considerarse como una buena teoría científica; es decir, una teoría que nos dice más, o sea, que contiene mayor cantidad de información o contenido empírico; que es lógicamente más fuerte; que tiene mayor poder explicativo y predictivo; y que, por ende, puede ser testada más severamente comparando los hechos predichos con las observaciones” (Popper, 1980).

Notas

1) El modelo básico de razonamiento que se utiliza en el deductivismo es el modus Tollens: de «si H, entonces c, y no-c», se infiere (deductivamente) «no-H». Frente al inductivismo, el deductivismo sustenta que las inferencias que se utilizan en el método científico han de ser deductivas. En contraste también con el inductivismo, la concepción deductivista de la ciencia sostiene que no hay observación empírica sin una teoría previa que la guíe y sobre la cual los resultados de la observación, puedan acomodarse, así supone el desarrollo de las siguientes fases sucesivas: Conjetura, deducción de una conclusión, falsación, eliminación de hipótesis falsadas o rechazadas). El criterio de la falsabilidad, entonces, se sustenta en esta tesis lógica.

2) El de Popper es un enfoque que se refiere a declaraciones-hipótesis; por otro lado, la unidad de análisis para la demarcación en Lakatos se refiere a teorías y programas de investigación enteros; Kuhn (el de 1970) se centra más en problemas y la capacidad de resolución de problemas de las teorías; Kitcher y Lugg examinan teorías y prácticas (todo esto se trató en l sesión anterior). Por otro lado, Bunge y Thagard se refieren a campos enteros de conocimiento; y Wilson (citado en, Mahner, 2013) analiza las diferencias en el razonamiento de los científicos y pseudocientíficos, es decir, su diferente lógica y metodología. Unos autores se centraron más en criterios normativos (de la comunidad, de sus interacciones, de las publicaciones, etc.,) y otros en criterios formales (como el principio de falsabilidad popperiano).

Referencias

Jaramillo, L y Aguirre, J. (2004). La controversia Kuhn – Popper en torno al progreso científico y sus posibles aportes a la enseñanza de las ciencias, Cinta moebio 20: 83-92
Lakatos, I. (1973). Science and Pseudoscience, Fragmento de que se emitió originalmente el 30 de junio de 1973 como Programa 11 de The Open University Arts Course A303, ‘Problems of Philosophy’. La traducción es mía.
Mahner, M (2013). Science and Pseudoscience: How to Demarcate after the (Alleged) Demise of the Demarcation Problem? En Pigliucci, M. y Boudry, (Eds). Philosophy of Pseudoscience Reconsidering the Demarcation Problem. 2013.
Popper,    (1980)   La   lógica   de   la   investigación   científica.  EDITORIAL TECNOS, S. A. Madrid.

Comentar aquí